Así comienza una historia

BLUBAT es el proyecto de dos amigos españoles, compañeros de Universidad, uno experto en Energía, el otro en Tecnología, que, tras un tiempo sin verse, se reencontraron en un restaurante en Manhattan. En esa mesa apartada, a 5.800 kilómetros de casa, comenzaron a alumbrar una idea.

El diseño inicial de la solución BLUBAT estaba basado en el análisis detallado de las necesidades reales de consumo de las familias y en la instalación y gestión, allí donde procediera, de baterías de almacenamiento de energía, porque no todo el mundo puede o desea tener placas fotovoltaicas en los tejados de sus casas.

Con el paso de los meses, y como ocurre con las ideas que merecen la pena, el proyecto se fue elevando hasta desbordar lo imaginado en aquel restaurante americano. Y se convirtió en algo mucho más ambicioso. BLUBAT pasó de consultoría energética para el ahorro a plataforma tecnológica, una puerta abierta de par en par, para facilitar la participación de hogares inteligentes y empresas en el rentable negocio de la energía.


¿Por qué el murciélago?

Porque bat es la abreviatura de batería, que era nuestra idea inicial, instalar baterías para generar ahorro. Y porque en inglés bat significa murciélago, un animal con una personalidad definida y que captaba de manera intuitiva la idea originaria: extraer energía de noche, cuando es más barata, para almacenarla y utilizarla en los momentos punta (de día) y así reducir la factura de la luz.


¿Por qué azul?

Porque no podíamos ser marrones o grises, que para nosotros representan la energía sucia producida por los hidrocarburos y el gas. Ni tampoco podíamos arrogarnos la condición de ser verdes, porque todavía no es posible garantizar que la electricidad sea 100% renovable. Así fue cómo desembocamos, de forma natural y honesta, en el azul, que representa la transición del marrón o del gris al verde, el cambio deseado desde un modelo eléctrico ineficiente, caro e insostenible, hacia otro más barato, eficiente, participativo y responsable con el entorno.

¿Por qué Blu y no Blue?

Porque no hemos venido para hacer las cosas como siempre se han hecho...