SOMOS MURCIÉLAGOS

Volamos deprisa

Porque, como expertos en energía, tenemos que adaptarnos rápido en un mercado cambiante donde la normativa, cada vez más abierta, y las mejoras tecnológicas van abriendo nuevas oportunidades para el ahorro, la autogeneración y el almacenamiento de energía, una energía más barata y autónoma para consumidores inteligentes en tiempos en que la sostenibilidad es ya una emergencia.

Somos nocturnos

O lo fuimos en un principio. Nos define la silueta de un murciélago en pleno vuelo porque bat es la abreviatura de batería, que fue nuestra idea inicial, instalar baterías para generar ahorro. Y porque en inglés bat significa también precisamente murciélago, un animal capaz de captar de manera intuitiva la idea originaria: extraer energía de noche, cuando más barata resulta, para almacenarla y utilizarla en los momentos punta, reduciendo así la factura de la luz. Una idea sencilla que fue el germen de todo lo que vino después.

Elegimos ser diferentes

Por eso apostamos por el azul, un color nunca antes visto en la piel de un murciélago. Y es que no podíamos ser marrones o grises, que representan la energía sucia producida por los hidrocarburos y por el gas. Tampoco podíamos arrogarnos la condición de ser verdes, porque todavía no es posible garantizar que la electricidad sea 100% renovable. Y así fue cómo desembocamos en el azul. Porque el azul representa la transición del marrón o del gris al verde, el cambio necesario desde un modelo eléctrico ineficiente, caro e insostenible, hacia otro más barato, eficiente, participativo y responsable con el entorno. Y es que no hemos volado hasta aquí para hacer las cosas como los demás las han hecho siempre.

Ahora es tu turno.
HAZTE MURCIÉLAGO.

BLUBAT © 2020